Masaje para el bebé

Crean un momento muy especial entre el bebé y sus papás. Los masajes favorecen el crecimiento y el desarrollo del niño a través del contacto físico, y producen una sensación de bienestar físico y emocional tanto para el bebé como para sus padres. Además, durante el masaje se comparte un momento de intimidad y se fortalece el vínculo emocional.

¿Qué beneficios aporta el masaje?

  • Disminuye el estrés del bebé, ayudándole a relajarse y ofreciéndole un sueño más profundo y de calidad.
  • Favorece al sistema digestivo, y ayuda a calmar los cólicos. No es la solución definitiva, pero se sentirá mucho mejor tras el masaje.
  • Ayuda a desarrollar correctamente el sistema respiratorio, equilibrando los niveles de oxígeno.
  • Favorece el sistema circulatorio y muscular, debido a sus efectos calmantes.
  • Le ayuda a conocer su propio cuerpo.
  • Le da seguridad, aumenta los vínculos positivos, libera tensiones y favorece su autoestima.

Además, ¡quien da el masaje también se beneficia! Es una excelente forma de comunicarte con tu bebé, favorece la interacción, es relajante y crea vínculos positivos.

El masaje ideal, paso a paso

  • Se puede empezar a la tercera o cuarta semana de vida.
  • Elige el momento adecuado. Cuando tu bebé esté relajado y no tenga hambre ni sueño. Un buen momento es una media hora después de darle el pecho o el biberón.
  • Encuentra un lugar cómodo y seguro. Es recomendable colocarlo de forma que pueda verte bien la cara. Así se sentirá más relajado y feliz.
  • La habitación, las manos y el aceite o la crema deben estar a una temperatura agradable. Consigue una temperatura de 25º, con luz suave. Puedes poner música relajante.
  • Ten a mano todo lo necesario. Toallas, aceite o loción corporal para bebés, pañales y ropa para cambiarlo.
  • Lávate las manos con jabón y a ser posible quítate anillos y pulseras para estar los dos más cómodos.
  • No lo alargues mucho o perderá parte de su efecto relajante. Cuando el bebé se muestra nervioso o por el contrario se quede dormido, da por finalizado el masaje.
  • Si dispones del tiempo necesario y estás tranquila, se puede hacer todos los días, y si no, basta con una vez a la semana.
  • Sigue tu instinto. Entre tu bebé y tú iréis perfeccionando los masajes según vuestras preferencias.
2019-10-24T10:15:28+00:00